10 trucos para una manicura perfecta

  • Busca un momento de relax

Después de cenar, en fin de semana, o mientras miras una película. Cualquier momento es bueno si estás tranquilo/a y relajado/a. Recuerda que el enemigo N.1 de la manicura son las prisas, así que es muy importante que dispongas del tiempo suficiente para dejar que el esmalte seque bien y tu mente pueda desconectar para disfrutar de este momento de relax.

  • No cortes! Usa la lima

Si has de recortar  tus uñas antes de empezar para darles forma es mucho mejor que las limes a que las cortes con unas tijeras o un cortauñas. Al cortarlas podemos hacer que se rompan en distintas capas, sobre todo si nuestras uñas son algo débiles. Para utilizar la lima de la forma adecuada, recuerda utilizar una de buena calidad y pasarla siempre en la misma dirección.

  • Remoja tus manos

Pon tus manos en remojo en un bol con agua tibia y un par de bombitas hidratantes especiales para la manicura, como las Cookie Heart Bombs o Manicure Soak Pills de Potions BCN. Además de disfrutar de su aroma y propiedades aromaterapéuticas, hidratarás tus cutículas y uñas en profundiad y las prepararás para el paso siguiente.

  • Arregla tus cutículas

Unas uñas bonitas y, por lo tanto, también unas manos, deben tener unas cutículas cuidadas. La cutícula es la piel muerta que rodea a la uña, y lo ideal es empujarla con un palito de naranjo especial para ello para que quede en el borde. Hay que tener cuidado de no confundir esta zona con el eponiquio, que es la parte viva que protege la matriz. Cuando lo dañamos, se produce un enrojecimiento en la zona acompañado de un incómodo dolor.

  • Limpia bien tus uñas

Si te has hecho alguna vez la manicura en un salón de belleza especializado, te habrás dado cuenta de que tienen unos productos especiales para limpiar la superficie de las uñas y dejarla completamente libre de grasa. En casa también puedes hacerlo utilizando una gotita de quitaesmalte con un poco de algodón: pásalo por cada uña para quitar la grasa y la suciedad acumulada.

  • Utiliza un esmalte de buena calidad

Asegúrate de elegir un esmalte de calidad y no testado en animales. En el mercado tienes infinidad de colores para elegir, pero recuerda que no todos son adecuados para cualquier persona o cualquier ocasión. A la hora de aplicarlo, lo mejor es que empieces con una fina capa y, cuando ésta se haya secado bien y por completo, apliques una segunda capa un poco más generosa.

  • Aplíca esmalte en el borde de las uñas

Evita que tu esmalte salte, aplicando un poco en el borde libre de la uña con paciencia. Este pequeño truco hará que tu manicura dure más.

  • Ten paciencia

Antes de volver a utilizar tus manos para hacer cualquier actividad, comprueba que el esmalte está completamente seco. Si no, tendrás que volver a empezar o echarás a perder todo el trabajo anterior. Un truco para comprobar que esta suficientemente seco es juntar dos uñas y comprobar que no se quedan ligeramente pegadas. Pon en remojo tus uñas en un bol con hielo si quieres acelerar este proceso, pero no uses nunca aire caliente ya que reblandecería el esmalte!

  • Cuídate desde dentro

Aunque no lo creas, una buena hidratación también beneficiará a tus uñas. Beber mucha agua y llevar una buena dieta hará que tus uñas se vean mucho más bonitas y saludables. Para hidratarlas directamente, puedes aplicar un buen aceite vegetal como nuestros Multi Use Oils, enriquecidos con vitamina E, sobre la cutícula y la uñas.

PotionsBCN aceites veganos ecológicos

  • Retira el esmalte con quitaesmalte

Cuando pase un tiempo la pintura comenzará a caerse y ésto hará que tus uñas se vean más feas. Es el momento de utilizar el quitaesmalte para limpiar bien tus uñas y empezar de nuevo. Para alargar este momento, te recomendamos comprar esmaltes semipermanentes, que son mucho más duraderos que los esmaltes “normales”.



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *